Comisión Interna de AGEA-Clarín

Archivar para el mes “octubre, 2015”

La asamblea de AGEA reclama el pago correcto del vale de comida

La asamblea de trabajadores de Clarín/AGEA reunida el jueves 22, y ante la falta de respuesta de la empresa a los reclamos transmitidos por esta Comisión Interna por mandato unánime de la asamblea anterior, se pronunció en contra de la decisión de incumplir el pago de vales de comida de acuerdo con la última paritaria y de avanzar sobre un derecho adquirido que hace muchos años forma parte del sueldo que cobramos.

En función de esta resolución de la gerencia de Recursos Humanos, y sin interrumpir la posibilidad de una negociación y de continuar con el diálogo, es que se decidió una serie de medidas progresivas que empezaron con un quite de firmas el martes pasado y que continuarán con el siguiente cronograma de quites de firmas, a la espera de que el reclamo sea atentido:

Segunda semana: tres días, miércoles 4 a viernes 6-11.
Tercera semana: cinco días, jueves 12 a lunes 16-11.
Cuarta semana: siete días, viernes 27-11 a jueves 3-12.

Comisión Interna de los Trabajadores de AGEA

Aplauso RECRT

Anuncios

La asamblea de AGEA repudia el avance de la empresa contra nuestros derechos

La Asamblea de Trabajadores de Clarín/AGEA expresa su repudio hacia una serie de decisiones unilaterales tomadas por la empresa, que no solo lesionan nuestros derechos laborales sino que además parecen pensadas y ejecutadas con deliberación para irritarnos y generar un mal clima de trabajo en todas las redacciones.
1) Clarín/AGEA decidió sin previo aviso alterar los modos tradicionales en que administraba las vacaciones de sus trabajadores, con el argumento de que muchos de ellos habían acumulado una cantidad excesiva de días por tomar. También borró de un plumazo las vacaciones pendientes de 2013 y anunció de modo informal un plan para ir reduciendo gradualmente los stocks correspondientes a 2014 y 2015, aunque no puso plazos ni propuso un sistema concreto para lograr ese objetivo. Esta Asamblea exige que se informe con claridad, por escrito y a través de los canales correspondientes, cuáles son los planes de la empresa, a fin de que cada trabajador pueda ejercer su derecho a tomarse los días de descanso que le corresponden, incluidos los pendientes desde 2013. La Asamblea aclara también que no puede responsabilizarse a los trabajadores por la generación de excesivos saldos de vacaciones, porque -por el contrario- éstos se originan en la falta de una adecuada dotación de personal y no en maniobras especulativas.

2) A pesar de que durante la última discusión salarial, Clarín/AGEA siempre afirmó que no podía mejorar la oferta Paritaria 2015 para los trabajadores de Prensa, en los hechos está violando no solo ese acuerdo sino que también vulnera los usos y costumbres en materia de pago de los Vales de Comida. Desde el mes de abril pasado la empresa paga 49,80 pesos por día trabajado cuando debería pagar 55,35 pesos, afectando así el ingreso real de sus trabajadores por un monto aproximado de 840 pesos en el lapso de seis meses. La Asamblea exige a la empresa que en un plazo perentorio regularice esta situación y cancele la deuda con sus empleados acumulada por dicho concepto.

3) En octubre, una vez más, Clarín/AGEA violó los plazos legales para pagar el salario de sus trabajadores. Su excusa para este incumplimiento ha sido siempre la misma: el argumento mentiroso sobre una supuesta crisis de ingresos que, de haber existido, ya no se compadece con la gran cantidad de publicidades que aparecen en sus diferentes publicaciones. La Asamblea exige a la empresa que se ajuste a los plazos establecidos por la Ley y abone los salarios dentro de los primeros 5 días de cada mes, y que en lo posible retome la sana costumbre que tenía de pagarlos el 1ª día hábil de cada mes, como hizo durante décadas. También reclamamos que la fecha de cobro se informe con claridad con una semana de anticipación por los canales correspondientes.

4) Esta Asamblea de Trabajadores de Clarín/AGEA volverá a reunirse el jueves 22 de octubre para evaluar la adopción de medidas de protesta en caso de que la empresa no de respuesta adecuada a estos razonables planteos.

Comisión Interna de los Trabajadores de AGEA

Nuevo avance de la precarización, la ilegalidad y el patoterismo en Clarín

El lunes, representantes de RRHH convocaron uno por uno a los 13 compañeros del sector de Depósitos de la planta de Zepita. Entonces se les comunicó que al día siguiente debían firmar un traspaso a una empresa tercerizada. Allí cumplirían las mismas tareas que las actuales, pero ganando un 10% menos, sin doble aguinaldo y con un día más de trabajo a la semana, perdiendo además la condición de trabajador de prensa.

El martes los compañeros fueron juntos a pedir más tiempo a RRHH y una copia del contrato, como para chequearlo con algún abogado. La respuesta a todo fue ‘No’. No les daban copia y o firmaban o se los despedía inmediatamente. Ante la necesidad de tener trabajo, firmaron.

Este triste suceso es un fruto más de la persecución implacable de la gerencia de RRHH a la organización gremial en Zepita, amparada por el servilismo de la UTPBA. El año pasado, ante la amenaza de una elección de delegados que por primera vez le diera voz a los trabajadores de prensa de Zepita, la Utpba nombró a dedo y sin cumplir ni uno de los pasos legales como delegados gremiales justamente al brazo armado de RRHH: dos capataces encargados de amenazar a los propios compañeros.

El resultado se ve estos días, al perder entero uno de los sectores sin siquiera una queja de los supuestos delegados.

Esto le permite, además, mantener el sistema de trabajo esclavo al que somete a la mitad del sector Expedición, obligados a firmar contratos POR DÍA desde hace más de 10 años, algo prohibido por todas las legislaciones del planeta Tierra y aledaños.

Estos compañeros son llamados por teléfono TODOS LOS DÍAS para trabajar, firman un pseudo contrato TODOS LOS DÍAS sin JAMÁS poder quedarse con una copia del mismo y ganan LA MITAD de los empleados efectivos. De más está decir al que se queja lo dejan de llamar durante dos semanas, con lo cual no cobra, y así disciplinan al revoltoso.

Denunciamos el trabajo esclavo, la violación de convenios y legislación laboral vigentes. Denunciamos la tercerización de puestos genuinos, comprendidos en nuestros estatutos. Denunciamos el sometimiento de trabajadores al no permitirles la libre organización de sus representantes. Denunciamos el amparo de la Utpba y los organismos gubernamentales de control.

Navegador de artículos