Comisión Interna de AGEA-Clarín

Archivar para el mes “junio, 2016”

Necesitamos medidas urgentes para no lamentar una tragedia

Hace años venimos planteando la delicada situación de seguridad en las inmediaciones del diario. Y sentimos que estas advertencias han sido ninguneadas o tardíamente escuchadas.

Desde que asumimos, fuimos recabando con creciente preocupación distintos y reiterados testimonios de compañeros de AGEA víctimas de robos en los alrededores del edificio de Tacuarí.

El último y más grave fue el asalto planificado que sufrió Berto González Montaner el viernes pasado a las 14.30. Seis motochorros los esperaron a la salida del estacionamiento, lo golpearon, le arrancaron su mochila (con su computadora y distintos documentos) y se dieron a la fuga. Berto, editor jefe del suple Arquitectura, quedó herido con una fractura en su tabique. El robo quedó registrado por las cámaras de seguridad de la empresa y fue noticia en Clarín.com (http://clar.in/28TA7O7)

Pero esto es el último eslabón de una larga cadena:

– Tres compañeras (redactora, diagramadora y pasante) en distintas circunstancias y horarios diurnos durante abril, mayo y junio, sufrieron intentos de robo con violencia en la esquina de Tacuarí y Finochietto más cercana a la Av. Caseros. Ese sitio es actualmente el punto de encuentro para el traslado en combis que ofrece la empresa.

– Una editora de fotografía del mismo diario fue seguida por una persona que intentó acosarla sexualmente.

– Hace poco más de un mes dos compañeros de Olé sufrieron un asalto a mano armada justo enfrente a la puerta central del diario: cuatro ladrones los interceptaron cuando estaban por subirse al auto de uno de ellos al final de la jornada laboral. Se llevaron el vehículo (que luego apareció en la Isla Maciel) y todas sus pertenencias. El adicional de la policía que custodiaba el edificio tardó 25 minutos en aparecer y su respuesta fue que él estaba para lo que sucede “de la vereda para adentro”. A la semana, se consultó con RRHH las medidas que se habían tomado por este caso y resultó que ni siquiera estaban enterados de lo sucedido.

– En mayo, a un diagramador de La Razón le robaron su celular a mano armada.

– A esto hay que sumar la lista de episodios de hurto y daño en los autos de los compañeros que estacionan en las calles que rodean a la empresa. Hace un mes a una compañera de Zona le rompieron el vidrio de su auto y le robaron el estéreo.

– Otro caso que llegó a las noticias ocurrió hace dos años, cuando el mismo abogado del Grupo Clarín fue golpeado con un bate y asaltado a las 14.30 en la puerta del diario. http://www.clarin.com/policiales/Motochorros-asaltan-Clarin-diario_0_1209479528.html

– El colmo se vivió el viernes pasado, cuando a un compañero le robaron la moto desde ADENTRO mismo del garage de la empresa. Todo filmado por las cámaras de seguridad.

Creemos que esto deja en claro la gravedad de la situación y la desidia con que la empresa enfrenta un problema que resulta en una amenaza directa a nuestra integridad física. Y como se ve, ya no pasa por un horario determinado.

Aunque valoramos la decisión, el diario tardó 2 años en empezar a implementar la idea de las combis que le presentamos. Y lo hace con un circuito acotado. Al respecto, pedimos que vaya hasta el Obelisco, para poder bajar en una zona más segura y conectar con los subtes B y D.

Pedimos medidas urgentes y que estas sean comunicadas formalmente.

Comisión interna de trabajadores de Agea/Clarín

Necesitamos una solución desde Agea

Tras una semana cargada de medidas de fuerza, con asambleas por turno y cacerolazos en las distintas gerencias y en la redacción creemos que es oportuno aclarar algunos temas sobre el conflicto. La noche del jueves, los altos mandos periodísticos repetían como un mantra poco inocente algo que ya habíamos escuchado de boca de los secretarios generales del diario: “¿No sé por qué se quejan acá si su problema es con el sindicato?”.  Por eso queremos explicarles a todos los que integran AGEA las razones por las cuales dirigimos nuestras exigencias a la empresa.

En primer lugar, como bien saben quiénes se preguntan por nuestro reclamo, las paritarias son el piso, la línea salarial debajo de la cual no se le puede pagar a ningún trabajador. En los últimos dos años, por acuerdo entre AGEA y la Comisión Interna se mejoraron las paritarias  acortando plazos o pagando mejor de lo que se había cerrado en Ministerio de Trabajo. Una práctica habitual que no sorprendió a nadie en estos años.

En segundo lugar porque, como lo hace habitualmente, AGEA acordó con los compañeros gráficos también este año una mejora a su acuerdo paritario: se dará un punto más y se adelantará el aumento pagando en dos tramos en lugar de en tres y se harán dos pagos extras de 3.500 pesos. En una opción que resulta mejor que los dos acuerdos paritarios -el de gráficos y el de prensa- rubricados en el Ministerio de Trabajo.

En tercer lugar, enfocamos a la empresa porque ya le habíamos avisado antes que no íbamos a aceptar que se firmara un acuerdo con la Utpba, un sindicato que ya no tiene afiliados en la prensa gráfica -en AGEA, por ejemplo, sólo hay 8 contra 240 del SIPREBA- y al cual sostienen porque les permitió sellar la peor paritaria de todos los gremios.

Dispuestos al diálogo como siempre hemos estado, este año esta redacción también ha encarado con garra el desafío que plantea la convergencia, asimilando todos y cada uno de los trabajadores el impacto que ello conlleva en nuestras vidas. A eso hay que agregarle que asumimos las tareas de las 150 personas que se fueron en estos dos años.

Por estos motivos la semana pasada fuimos a protestar a las gerencias. Queríamos que se conozca nuestro descontento y sobre todo que se sepa que la mayoría de los que aquí trabajamos estamos cobrando por debajo de la canasta familiar, algo que históricamente no sucedía. Creemos entonces que es hora de que ejecutivos y jefaturas, en un gesto de honestidad empresarial, demuestren que están a la altura de las circunstancias atendiendo nuestro reclamo.

Comisión Interna de AGEA

Clarín y Página/12, en lucha por salarios dignos

La cámara empresarial que integran AGEA-Clarín y Editorial La Página pretende pagar la peor paritaria del país, que a espaldas de los trabajadores firmó con la UTPBA, un sindicato fantasma sin la más mínima legitimidad en ninguna redacción.

El 24,9% de aumento anual con una lejana cuota en enero de 2017 más 3000 pesos no remunerativos, para un lapso de trece meses, lejos de permitir una elemental recomposición salarial implica que nuestros salarios queden 15 puntos por debajo de la inflación.

Ni los trabajadores de Página/12 ni los de Clarín aceptamos esa miseria. Por eso rechazamos el acuerdo ficticio impuesto por AEDBA a un sello de goma como la UTPBA y exigimos un aumento acorde a la inflación y los tarifazos de los últimos meses.

En Página/12, donde los dueños acudieron al gobierno de Mauricio Macri en busca de una “conciliación” para frustrar medidas de fuerza, ayer nos sacamos una foto para exigir “Salarios dignos” y la asamblea decidió respaldar la decisión de los periodistas que quiten sus firmas en rechazo a las negativas sistemáticas a iniciar una negociación.

En Clarín, la empresa insiste con el argumento de que hay una paritaria cerrada. No han alcanzado las advertencias previas de los trabajadores denunciando que no éramos parte de esa negociación y que, por lo tanto, no era válida. Tampoco interpretaron el pésimo humor de la redacción tras los reiterados quites de firma votados por unanimidad en asamblea de trabajadores una vez sellado el oscuro acuerdo con la UTPBA.

Frente a semejante sordera, decidimos hacer ruido. Quizás así nos escuchen. Votamos un apagón de monitores de una hora por día y ayer emprendimos una masiva y ruidosa recorrida por los pasillos que nos llevó hasta la flamante “Gerencia de Capital Humano” y la Gerencia General. Las consignas #CacerolazoEnClarin #ElSueldoNoAlcanza se viralizaron en las redes y volverán a sonar hoy, aún más fuerte, por las entrañas del Gran Diario Argentino.

Lejos de la idea de “grieta” instalada en los últimos años, los trabajadores de Página/12 y de Clarín tenemos bien claro que la única grieta real es la que nos separa de empresarios habituados a llorar miseria y enriquecerse con el esfuerzo ajeno.

Comisiones Internas de AGEA-Clarín y de Página/12

Masiva presencia de los trabajadores de AGEA en la marcha nacional de prensa

710fd259-31c6-4ea8-9fb5-a10ce441dce3
Desde la Comisión Interna de Trabajadores de Clarín/AGEA queremos felicitar a los compañeros de los distintos medios que representamos por su masiva participación en la marcha realizada el pasado miércoles desde el Obelisco hasta el Ministerio de Trabajo. Nos enorgullece poder informar que más de 150 trabajadores de Clarín, Olé, La Razón, Muy, suplementos y revistas conformaron la comitiva más numerosa de la jornada, hecho que resalta la unidad lograda en los últimos años en nuestro lugar de trabajo.

La del 8J fue la primera movilización nacional de trabajadores de prensa de los últimos 45 años y por tanto histórica para el gremio. Más de tres mil trabajadores llegados desde todos los rincones del país unidos bajo las mismas consignas recorrimos las calles del centro de la Capital como parte de la lucha contra los despidos, la precarización laboral y, en particular en Buenos Aires, denunciando el miserable acuerdo paritario que firmó la burocracia traidora de la UTPBA: 27% por 13 meses, sellando, una vez más, el peor convenio salarial del país a espaldas de todos nosotros.

La convocatoria de la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa agrupó a la mayoría de los sindicatos de todo el país, incluido el flamante Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), que representa a la gran mayoría de los trabajadores de Clarín/AGEA, acompañado por la Federación (FATPREN), el Sindicato de Prensa de Rosario (SPR), el Círculo Sindical de la Prensa y Comunicación de Córdoba (CISPREN), la Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF), el Sindicato de Prensa de Mendoza, la Asociación de Prensa de Tucumán (APT), la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) y el Sindicato de Prensa de Mar del Plata, entre otros.

En el acto realizado ante el Ministerio de Trabajo hablaron los secretarios generales del SiPreBA, del sindicato de Rosario, de Córdoba y de la Fatpren, quienes hicieron eje en la unidad lograda y destacaron los ejes comunes de la actividad: la lucha contra los despidos y la pelea por el salario. Entre los temas que incumben a los trabajadores de Clarín/AGEA, se resaltó la importancia de la lucha por la libertad sindical en la empresa, llevando como caso testigo el del compañero Alejandro Ontivero, quien trabaja en la empresa desde hace 13 años y fue cesanteado luego de ser electo delegado gremial. Alejandro, además, como muchos otros trabajadores de planta Zepita trabaja bajo la degradante e ilegal situación laboral de contratos diarios.

Entre los distintos oradores del acto, se destacó la importancia de la unidad de los representantes de los gremios de prensa de la Argentina, como único camino hacia un escenario de conquistas que pongan fin a la empobrecida realidad de los trabajadores de prensa en nuestro país. Esa misma unidad, es la que también alzamos como bandera puertas adentro de la empresa, destacando una vez más el valor, el acompañamiento y la conciencia social de todos miembros de nuestra asamblea en la marcha. En ese sentido es que invitamos a todos aquellos que aún no se hayan afiliado al SiPreBA a sumarse en la construcción de este espacio, con la certeza de que la única salvación posible para nosotros, los amantes de este noble oficio de narrar la realidad, es la colectiva.

Comisión Interna de Trabajadores de Clarín/AGEA

Sin festejos

Ahora372

Contra la paritaria trucha y por sueldos dignos: marcha, quite de firmas y protesta en el Día del Periodista

El jueves pasado se realizaron dos asambleas, una por turno, en las que se analizó el éxito de los 5 días de quites de firmas que efectuamos. También se denunciaron los aprietes a los enviados especiales, violando el derecho al libre uso de su firma. Se agradeció el acompañamiento de las redacciones de Ambito Financiero y de Página 12 en la medida de fuerza.

Luego se deliberó sobre cómo seguir el plan de lucha. El punto destacado fue adherir en forma unánime a la marcha del 8 de junio junto a los gremios del interior en la primera movilización nacional del gremio de prensa en décadas.

Las resoluciones votadas por las asambleas:

– Quite de firmas en todas las ediciones impresas y digitales de AGEA del martes 7 de junio, día del periodista.

– Convocatoria a una medida de protesta el martes 7 a las 16 en la redacción central. Consiste en un aplausazo itinerante por las redacciones de AGEA que finaliza con mateada sobre la calle Tacuarí por el Día del Periodista.

– Por votación unánime, dar inicio a la campaña de difusión y escrache exigiendo el fin de la persecución gremial y del sistema de contratación ilegal que la empresa mantiene en la planta de Zepita. Exposición del caso de Alejandro Ontivero, delegado electo por Sipreba, despedido por intentar defender a sus compañeros.

– Adhesión a la marcha nacional de prensa que desarrollará el 8 de junio a las 14 en el Obelisco porteño.

– Finalmente, se votó repudiar el texto contra la periodista Silvia Martínez Cassina y ofrecer una disculpa pública como Redacción, dado que la rectificación publicada en el diario nos pareció insuficiente.

Navegador de artículos